Bucle

Contrario a los demás posts de este blog, estoy escribiendo desde la herramienta de “publicación rápida” de wordpress, precisamente porque no está planeado como para dejar claro algo en particular. Es sólo un signo más que muestra el estado general de mi pelaje. Como para la gente que gusta de hacer correlaciones y predicciones. O para aquellos que simplemente quieren tener una lejana idea sobre cómo estoy.

Estamos todavía en fechas emblemáticas y que suelen ser de reflexión. Ya saben que no soy de los que ven con grandes ojos la llegada de una nueva vuelta al sol, aunque es imposible no caer en un recuento de lo que pasó en esa pequeña disección del tiempo (que igual podría cambiarse fácilmente: multipliquemos toda la escala por 10 o cualquier número aleatorio y no modificaremos en absoluto los patrones del comportamiento del sistema). Ya saben que yo siempre estoy pensando, para bien o para mal. Lo que no me gusta hacer es argumentar, pelear (porque sí, la mayoría se enoja y vomita sus interiores de manera enérgica y violenta) para tratar de ganar un punto que está bastante fuera de su alcance. Prefiero mantenerme en silencio. Ahí es donde me contradigo, y sigo pensando. Ahora me pregunto el por qué de mi silencio y sale a flote mi inseguridad. Lo que se busca a la hora de argumentar (al menos en un medio informal) es ganar. Yo gano en el silencio. Los demás ganan pensando que tienen la razón. Pero, ¿estoy seguro? Claro que no. Les digo que estoy lleno de inseguridades.

Gracias a M. me pude dar cuenta que le doy demasiadas vueltas a las cosas, por más sencillas que sean. Cuando se trata de una elección, por ejemplo, entre una manzana roja y una amarilla, no puedo nadamás decir “mi elección es roja”, no, no, no. Me pongo a analizar la trascendencia nutricional de la manzana: seguramente la amarilla tiene un mayor contenido calórico por su sabor más dulce, cosa que se agradece porque además estamos en invierno. ¿Pueden notar que estoy en búsqueda de “lo correcto”? ¿Por qué no puedo darme cabida a algo de estupidez y locura? Es sólo una manzana, ustedes dirán. Es sólo la vida, deja de tomártela tan en serio, ustedes dirán. Y yo les podré decir que yo funciono así, pero muchas veces es frustrante, termino con un dejo de incompletitud, de contradicción, de sinsentido. Y si fuera por mí, por lo que “me nace del alma”, no haría nada. Me quedaría abstraído en un punto de la pared. Y me quedaría dormido.

¿A quién estoy tratando de convencer al hacer “lo correcto”? No, esa no era la pregunta (que de todos modos me duele… y tampoco era mi intención alargarme más en ésto). Me contradigo. ¿Que el futuro es algo que no me interesa? Si es algo que siempre está en mi cabeza, cocinándose a partir de los múltiples factores del medio. Y, me repito, es algo que sólo me trae frustración, pues ¿cómo haría una gráfica con todos esos factores? ¿dónde pondría los ejes? Es un intento de estar siempre a la defensiva, pero sin respuestas. Otra vez: ¿a quién estoy tratando de convencer? Hoy escogeré el silencio como respuesta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bucle

  1. M dijo:

    te destrozo a besitos
    “M”

Anda, destrózame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s